jueves, 5 de octubre de 2017

CATALUÑA EN ESPAÑA




En estos días parece que el mundo sólo ha girado en torno a Cataluña. Todos los medios de comunicación no hablaban de otra cosa, parece como si alguien hubiera puesto en marcha la maquinaria de distracción para tener al personal ocupado con la mente fija en la cuestión catalana. Es natural que estemos preocupados por el destino  de nuestros vecinos catalanes, pero tanto de lo mismo termina por aburrir.
Más allá de esa región también han pasado cosas de las que se podía haber hablado, por ejemplo, que en el mes de septiembre subió la lista del paro en casi 30.000 personas; que en la vecina Portugal hubo elecciones municipales, donde por lo visto el partido socialista consiguió los mejores resultados de su historia. Otra noticia más cercana, fue que la Audiencia Nacional está “investigando” al señorito Gallardón por la supuesta desaparición de más de 2.700 millones de euros de fondos públicos durante su gestión en la presidencia de la comunidad de Madrid… sin embargo en España no se habla nada más que de Cataluña, y esto le viene muy bien al Pp. que debe pensar que con el asunto catalán puede lograr más votos. Esto lo digo porque en la forma de actuar estos políticos, que como siempre anteponen su interés partidista al de los españoles. Esto sucede cuando un gobierno no es consciente del lamentable ridículo que han protagonizado, al mandar a las fuerzas de seguridad del Estado a buscar urnas por la región catalana, y repartir porrazos sin control, como en los viejos tiempos.
Es vergonzoso que un partido como el Pp. que presume de “demócrata”, tache a los independentistas de mafiosos, parece como si les molestase la competencia, aunque esta vez puede que tengan razón, los partidos nacionalistas catalanes realmente parecen actuar como mafias organizadas; no respetan ley alguna vengan de donde vengan, ni aceptan las de su propio parlamento. Los partidos independentistas catalanes imitan el modelo del Pp. que en cierto modo tienen mucho en común. Además de hacerse las víctimas, justifican sus acciones junto con la propaganda y su puesta en escena, y según parece son igual de corruptos. Ninguno de ellos quiere dialogar y ambos son intransigentes. Llegado a este punto, ¿alguien puede pensar que estos personajes pueden sentarse a dialogar?
El gobierno de Rajoy ha hecho mucho daño al pueblo español. No solo ha fracturado el mercado laboral, la hucha de las pensiones, el estado del derecho, la educación, la sanidad... ha permitido la corrupción institucional de su partido, y por su carácter despótico y autoritario ha logrado enfrentar a los ciudadanos catalanes con el resto de España. Muchos entendidos en política opinan que este falso personaje no está capacitado ni para presidir una comunidad de vecinos porque tiene un don especial para crear problemas donde no los hay.
Ahora toca buscar un procedimiento legal entre todos, para calmar los ánimos en ambos bandos, que permita una convivencia nacional comprometida con la Constitución, o sea, con dialogo, libertad y respeto.


Saludos, Miguel.

viernes, 22 de septiembre de 2017

EL PROBLEMA CATALÁN


Es tan lamentable como ridícula la revolución nacionalista que ha  creando el gobierno de Rajoy en Cataluña, escondiendo su cobardía tras su Tribunal Constitucional, sus jueces, sus fiscales y las fuerzas armadas que utiliza como instrumentos de ataque a su servicio para tratar un problema que sólo él y su partido vienen provocando desde el año 2.006 cuando denunciaron el Estatuto Catalán en el Tribunal Constitucional, estando ya aprobado por parlamento Catalán y por las Cortes españolas.
Debido a la conocida pachorra que caracteriza al presidente Rajoy y la supuesta dejadez de sus acólitos, no supieron presagiar con suficiente antelación que aquella cacicada traería a no tardar, una revuelta independentista de esta magnitud, y eso que Cataluña lleva tiempo anunciando sus intenciones, pero ni él ni su comparsa han sabido actuar democráticamente. Están haciendo lo único que saben, al más puro y rancio estilo franquista que utiliza su propia estupidez con la razón de la fuerza. Estos políticos incompetentes han demostrado que son incapaces de utilizar el dialogo y la política porque ciertamente no son políticos. Cualquier otro gobernante con perspectiva de Estado, seguramente habría actuado al contrario que Rajoy: en vez de tratar el asunto catalán escudado tras el poder de la justicia y las fuerzas armadas para impedir que los catalanes puedan votar, otro más inteligente hubiera intentado convencerlos con diplomacia para que no quisieran desligarse del sistema comunitario actual, porque la intención de votar nunca puede ser calificada como delito, otra cosa es querer hacerlo a las bravas y fuera de los cauces legales.
Todavía es posible que Rajoy y sus secuaces sean capaces de apaciguar la situación catalana de manera transitoria, pero tal y como están las cosas creo que nunca podrán dominar el deseo de decidir el destino de los catalanes. Tal vez el gobierno de Rajoy sea capaz de anular algunos derechos políticos, también es posible que algunas libertades civiles puedan quedar canceladas, pese a todo, es inevitable que a corto plazo, surja de estas movidas una nueva Transición, un pacto que ofrezca seguridad para reorganizar la Constitución, y así lograr que la convivencia entre los ciudadanos de esta gran Nación sea una realidad. Al final todos queremos lo mismo: que nos dejen vivir en paz, y que los políticos indeseables y corruptos que provocan estas situaciones para esconder su propia miseria, vayan a la cárcel que es donde deben estar. Amén.
¡¡Señores políticos, TODOS los ciudadanos de este país merecemos que se escuchen nuestras palabras!!

Saludos, Miguel. 

domingo, 17 de septiembre de 2017

LA GRAN ESTAFA DEL RESCATE BANCARIO



España es como es; los políticos son como son, y los españolitos por siempre, eternos sufridores. Un servidor nunca entenderá porqué razón los ciudadanos tenemos que aguantar tanta inmoralidad provocada por una supuesta casta de políticos miserables dedicados especialmente al saqueo institucional.
Por un lado tenemos, que algunos catalanes están en “pie de guerra” porque al parecer alguno de ellos quiere dejarnos. Pues nada, que tanta paz lleven como descanso dejan. Por el otro lado, sube la lista de parados, baja la afiliación a la Seguridad Social, disminuye el presupuesto para mejorar la Sanidad y la educación; a los pensionistas no les alcanza la paga para terminar el mes, y en éstas, llega el Banco de España y nos suelta de sopetón que de los 56.865 millones de euros, que prestó el señorito Rajoy a los bancos para protegerlos de su mala gestión, y que nosotros tenemos que pagar, sólo recuperaremos alrededor de 15.000 millones, o sea, que vamos a perder 42.590 milloncejos, y el gobierno empecinado con su particular pelotera con los catalanes, se queda tan campante.
Creo que esto es un asunto muy serio. Tanto perder Cataluña, como perder más de 42 millones, son cosas muy serias, oigan. De acuerdo que los catalanes tienen sus derechos, pero el resto de los españoles también lo tenemos y somos más para opinar. Ninguna de las dos cosas se pueden tomar a broma, y el préstamo que Rajoy concedió a la banca tiene que ser recuperado por la misma regla que los bancos emplean para recobrar sus inversiones, llegando incluso al desahucio.
Aún ningún miembro del gobierno ha respondido al laudo del Banco de España, y creo que la oposición algo debería decir sobre el tema porque la opulenta banca española no debe quedarse en ningún caso, con el 72% del dinero que el Estado les prestó para su rescate, por el simple hecho de ser amiguetes de algunos poderosos partidos venidos a menos. Que conste que no pretendo comparar el problema de Cataluña con el rescate bancario ni mucho menos, aunque “la pela es la pela”. Me parece que no es bueno el asunto de los catalanes, allá ellos con su “independencia”, pero a los españoles que quedamos a este lado de la linde, nos debería importar mucho más recuperar hasta el último céntimo, del dinero que prestamos a la banca. ¡Qué le vamos a hacer!
De todas formas, creo yo, que la política del Pp. ha sido más generosa con la banca que para Cataluña, se han preocupado más en salvar a los bancos, que en no perder Cataluña, por lo tanto alguien tendría que exigir responsabilidades al gobierno de Rajoy, porque si perder Cataluña es un atentado contra la soberanía española, despojarnos de 42.590 millones de euros… ¿cómo tendríamos que calificar el asunto sabiendo que el presupuesto que el gobierno destinó para la sanidad fue de 4.093 millones de euros?
Dicen también que el independentismo catalán es un “golpe de estado a la democracia”, pero… ¿acaso no es un golpe a la democracia y al pueblo español, incluidos los catalanes, el robo de más de 42 millones de euros? Yo creo que más que un “golpe de estado”, este asunto había que tratarlo como un delito de “alta traición” porque implica abiertamente al estado de derecho  y la justicia social. Este es otro de los casos que hay que agradecer al gobierno del Pp. que no sólo llevó a la ruina a muchos españoles para enriquecer a unos pocos, sino que quiere que sigamos en ella.
En su día vendieron a sus amigotes algunos bancos rescatados con dinero público, y todos ellos, ¡qué casualidad! se vendieron por debajo del coste del propio rescate. Con lo fácil que sería, y conste que no soy ningún experto, que el mismo Estado se quedara con los bancos rescatados y los agrupara en un gran banco público. No estaría mal, ya que al menos los beneficios revertirían en el propio Estado.
Y todavía nos quieren convencer que no hay dinero para las pensiones cuando no dudaron dárselo a sus amigos banqueros, y además sin intereses.

Saludos, Miguel.


martes, 5 de septiembre de 2017

CORRUPTOS EN LIBERTAD



Con frecuencia sucede que personas imputadas por delitos de corrupción flagrante son puestas en libertad bajo fianza para que el acusado en cuestión pueda preparar su propia defensa.
Ocurre que en demasiadas ocasiones observamos que realmente los “presuntos” acusados, cuando son puestos en libertad provisional, supuestamente preparan su defensa con excelente y concreto cuidado. En el caso de Francisco Granados, por ejemplo, está dando un resultado fácilmente predecible que beneficia claramente al “presunto”. Parece que desde su salida de la cárcel empiezan a desaparecer pruebas incriminatorias de los tejemanejes que empleó este personaje para su beneficio personal y para la caja “B” de su partido. Los voceros genoveses intentan desviar el tema repitiendo hasta la saciedad la conocida frase, “… son hechos aislados”. Pero sabemos que no es cierto, estos casos no deben ser clasificados como aislados porque no lo son. Al parecer forman parte de la estrategia de la mafia genovesa que por lo que estamos viendo, tiene en su plantilla verdaderos expertos en hacer desaparecer pruebas incriminatorias. Por todos es sabido que cuando una organización criminal es consciente que la justicia tiene pruebas atribuibles en su contra, sencillamente tratan de hacerlas desaparecer de la forma que sea. Lo extraño del caso es que la documentación “extraviada”, supuestamente estaba bajo la custodia de algún funcionario que ser así, debería responder ante el juez cómo y de qué forma se esfumaron los expedientes.
Según parece, la documentación desaparecida está relacionada con la trama Púnica, y establece pruebas contundentes de corrupción en una empresa pública que supuestamente financiaba también al partido popular. Esto en sí no es una novedad puesto que no será el primero ni el último expediente que aporte pruebas en las numerosas tramas corruptas que señalan al Pp.
La verdad es que los profesionales al servicio del Pp., como los vinos, van mejorando con el tiempo. Al principio rompían los ordenadores a martillazos, sin consideración; después entraban furtivamente en el despacho de los jueces o fiscales tantas veces como fueron necesarias, y ahora sencillamente los hacen desaparecer como por ensalmo. Mucho mejor actuaron en el feudo andaluz del Psoe. Allí no fueron tan sutiles ni dieron tantos rodeos, directamente prendieron fuego la habitación donde guardaban los archivos, y proceso resuelto. Sin pruebas no hay caso.
La mayoría de las veces, estas cosas suceden cuando dejan en libertad a los delincuentes para que “preparen su defensa”. Y lo hacen con determinación y firmeza. Por estas cuestiones tampoco hay que escandalizarse demasiado, la razón principal es salvar al político corrupto y sobre todo, la reputación del partido, aunque para ello haya que robar documentos, hacer que desaparezcan expedientes, alterar testimonios o anular acusaciones “por falta de pruebas”. Cualquier cosa que se haga a favor del delincuente es permitida. Por lo visto aquí vale todo.
Todo esto sucede porque los españoles estamos sometidos a una mafia formada por falsos políticos, inútiles y destructores, carentes de creatividad, e incapaces de sobrevivir en democracia, en la libre competencia, y en la libertad de expresión. Son tan miserables que imponen sus leyes al pueblo para poder vivir de su sangre como las garrapatas.
De todas formas debemos agradecer al señor Rajoy, a su gobierno y a su partido, su aparente inquietud en su exhaustiva “lucha contra la corrupción”.
Sin comentarios.


Saludos, Miguel.

jueves, 17 de agosto de 2017

TURISMO INCONTROLADO



Somos muchas las personas que creemos que el turismo no puede seguir creciendo de forma descontrolada. Ciertamente, el turismo además de aportar riqueza para algunos, también supone como estamos viendo, un problema ciudadano cuando se realiza de manera abusiva como está sucediendo actualmente. Para evitarlo, según mi opinión, sería necesaria una regulación de los flujos turísticos capaz de equilibrar, proteger y conservar los espacios de explotación vacacional por excelencia.
Somos conscientes que el turismo es necesario, entre otras cosas, porque nos permite ampliar el horizonte de nuestro propio conocimiento, aun sabiendo que debemos cuidar las masificaciones por aquello de la sobreexplotación del territorio. Las ciudades se masifican, las playas se deterioran, y como siempre las autoridades son incapaces de controlar una situación que en ocasiones les supera. Y a todo esto, los ciudadanos que sufren esta plaga, deben pagar con sus impuestos las consecuencias.
Según dice algún que otro político interesado… “al turista hay que darle lo que quiere: que quiere juerga, alcohol, sexo y drogas, pues se les facilita con obscena tolerancia. Que quiere playa, le daremos las mejores. Que quiere emociones, se las permitimos. Que quiere cultura, les dejaremos fotografiar todo lo que quiera sin límites ni obstáculos”.
Según opinan algunos entendidos, el turismo al fin y al cabo es una forma de prostitución de la cultura, porque se adapta a la exigencia del turista sin tener en cuenta su efecto devastador porque arrasa la cultura local; invade espacios públicos, trastorna la economía local y produce una nueva clase social creada por dudosos parásitos del sector dedicados al enriquecimiento propio. Lugares emblemáticos o naturales se convierten sistemáticamente en basureros, y los lugares de culto son transformados en confusos museos pseudo-religiosos, maltratados por interminables columnas de ávidos visitantes.
Quien me conoce sabe que tengo bastante experiencia como viajero, y a lo largo de mi vida he podido observar que el turismo atrae excelentes ingresos económicos que producen cierto desarrollo del comercio local. Sin embargo, este ocasional progreso altera el estilo de vida de la gente particular que se ve superada por los grandes beneficiados que no son otros que las multinacionales que al final son quienes se quedan con la mayor parte de las ganancias.
También tenemos el turismo de borrachera, o para ser más correcto, lo llamaremos “cultura del botellón”. Aquí predominan las actividades generadas por la intensa búsqueda de rentas del capital humano de baja formación. Detrás de este modelo tenemos varios ejemplares de un turismo que promocionan dudosas sociedades dedicadas a la explotación de jóvenes desocupados sin mucho que perder, con infinitas ganas de juerga y poca o ninguna responsabilidad, a los que se les proporciona todo cuanto desean mientras puedan pagarlo. El resultado es el que ya conocemos: la destrucción de bienes públicos y culturales, costas, parajes naturales, y lo que es peor; la propia autoestima de una juventud que es mercadeada por una sociedad embrutecida, envilecida, ignorante y pobre de espíritu, capaz de convertir bellos parajes en cloacas, con el beneplácito de los políticos de turno que sacan buenas tajadas por tener los ojos cerrados y la cartera abierta.
Nos han vendido un modelo de turismo repleto de libertinaje y vicio. Ahora nos preguntamos… ¿quién es capaz de parar esto?


Saludos, Miguel.

martes, 4 de julio de 2017

MUERTE EN BICICLETA


Pienso yo, que tantos accidentes mortales de personas como últimamente están ocurriendo, durante el saludable ejercicio del ciclismo, no deberían ser achacables a las carreteras ni a los conductores que circulan por ellas. Según mi opinión, el verdadero origen del problema corresponde en su totalidad a los políticos que no saben qué hacer para ganar votos sin importarles cómo ni de qué forma conseguirlos.
No hace muchos años, los ciclistas debían circular obligatoriamente en “fila india”  por la parte más próxima a su derecha. Pero alguien, seguramente un político con intereses en el sector, se le ocurrió la brillante idea de eliminar aquella sensata disposición, y desde entonces los ciclistas pueden ir como quieran, y así les va. Es absurdo que las bicicletas compartan el mismo espacio que los vehículos a motor, entre otras cosas por la enorme diferencia de velocidad y vulnerabilidad. Este argumento no debió preocupar las cabezas pensantes de la DGT que en tiempos de Zapatero cometieron la irresponsabilidad de permitir que las bicicletas pudieran invadir las calzadas, y en muchas ciudades las aceras peatonales, lugares radicalmente incompatibles y desaconsejados. Vemos a diario por las calles de algunas ciudades, cómo algún ciclista irresponsable no respeta ninguna norma de seguridad de tráfico. Circulan por las aceras sorteando peatones; se saltan semáforos, el stop en los cruces, para ellos no existen preferencias ni direcciones prohibidas, otros aparecen de repente por cualquier lado esquivando los coches como si compitieran en una carrera de obstáculos. Van sin luces, sin timbre, sin espejos retrovisores, sin casco, y a veces con un pasajero sentado en el manillar. No me gusta generalizar porque no todos los ciclistas son inconscientes, pero también hay amantes del riesgo que cometen infracciones de tráfico por el simple placer de hacerlo. Les motiva entorpecer la circulación sin respetar nada ni a nadie. Al ciclista inconsciente le seduce jugarse la vida por carreteras inadecuadas teniendo la opción de hacerlo por caminos rurales, de montaña, vías verdes o senderos donde ningún otro vehículo puede circular, en su lugar, prefieren correr por cualquier carretera cargada de tráfico pesado, sin apenas arcén, o invadiendo completamente un carril a sabiendas que les puede costar la vida
No trato de culpar a todos los conductores de bicicletas u otros vehículos, por la misma razón que ni todos los conductores circulan borrachos, ni todos los ciclistas son indiferentes al riesgo, cada cual debe ser responsable de sus actos. Los ciclistas culpan a los vehículos de motor, los automovilistas a los ciclistas, y los peatones a los dos. Todos debemos ser conscientes que para evitar más accidentes hay que asimilar de una vez por todas, que las carreteras son para el transporte y los vehículos a motor, y no están diseñadas para que por ellas circulen las bicicletas. Las personas debemos aprender  a utilizar las vías públicas, y los políticos deberían hacer leyes que impidan  a los ciclistas circular por carreteras secundarias y al mismo tiempo instalar carriles preferentes para los usuarios de las bicicletas. Al mismo tiempo, podían evitarse muchos accidentes enseñando en los colegios desde edades tempranas, las normas básicas de educación y seguridad vial. Para esto deberíamos exigir a los políticos que restablezcan cuanto antes la Ley Obligatoria de Educación Vial. Es preferible regular en vez de prohibir.
Es posible que esta manifestación no agrade a los amantes del ciclismo. No obstante quiero hacer constar, que subrayo esta publicación pensando en ellos porque prefiero que disfruten de la vida en lugar de ver a sus familiares llorando en el cementerio.

Saludos, Miguel.



lunes, 5 de junio de 2017

EL PROBLEMA DE LA ESTIBA


Últimamente se ha habla mucho sobre los trabajadores portuarios más conocidos como estibadores. Se trata de un sector fundamental y estratégicamente necesario, y como un servidor ignoraba el origen real del problema, he querido informarme sobre el tema para comentarlo, trataré brevemente de exponerlo:
Según parece, el gobierno obligado por una supuesta sentencia europea, debe crear una nueva reforma laboral especialmente dirigida hacia los trabajadores de la estiba portuaria para tener contentos a los gerifaltes que mandan en Europa y de paso conseguir un único objetivo: lograr que la miseria llegue al último rincón del país, y entiende que la estiba es el único reducto que hasta ahora, nadie se atrevió a tocar jamás. Ahora tienen prisa por obedecer el veredicto del Tribunal de Justicia de la UE, que por lo visto fue dictado en el año 2.012 para independizar los puertos españoles. Por supuesto el Pp. pudo hacerlo sin tantos apuros hace unos años cuando presumía de mayoría absoluta en el gobierno, pero por cobardía prefirió aplicar la “mano dura”  de los recortes empezando por lo más fácil; los trabajadores más vulnerables y menos organizados, aparcando el problema de la estiba recurriendo la táctica pasiva que tanto gusta a Rajoy: “quien venga detrás que arree”, y mira tú por dónde ahora son las prisas.
La raíz del problema de los estibadores españoles viene porque es el único sector europeo que no está abierto a la libertad de contratación. Esto quiere decir que las compañías navieras no pueden contratar directamente a los trabajadores que deseen porque obligatoriamente deben hacerlo a través de un sindicato que forma parte de un entramado de Sociedades Anónimas de Gestión, (Sagep), y la sentencia europea considera que las empresas del sector deben contratar libremente a los trabajadores, de lo contrario, el Estado español será multado con 134.000 euros cada día que no imponga el dictamen de la justicia europea.
Ante esta situación los trabajadores portuarios rechazan abiertamente la reforma que pretende aplicar el gobierno porque sencillamente no confían en él. Se malician que Rajoy intentará aprovechar la ocasión para encubrir un posterior expediente de regulación de empleo, (ERE), y exigen garantías para la seguridad y el mantenimiento de sus empleos, que el gobierno se niega a facilitar.
El inconveniente principal reside en que las empresas estibadoras que operan en los puertos españoles, no pueden contratar al trabajador que realmente quieren, porque están obligadas a emplear a quienes ponen a su disposición las sociedades anónimas que gestionan a los estibadores, (Sagep). O sea, que deben desfilar por donde ordenan los amos del monopolio de la estiva, lo que al parecer encarece los costes portuarios casi en un  25%. Esto supone que muchas navieras elijan los puertos de otros países europeos como Portugal.
Sin embargo, el verdadero trasfondo de la cuestión como muchos se temen, conociendo la incapacidad para el diálogo y la hipocresía del gobierno de Rajoy, es que cuando se liberalice este sector, la mayoría de los trabajadores irán a la calle, y el político de turno creará nuevos contratos “mileuristas” por doce horas de trabajo diario para tener contentos a sus amiguetes empresarios, como ocurrió con los pilotos del Sepla, y los maquinistas de Renfe.
En este tema nadie habla claro, el gobierno porque aunque hable mucho carece de credibilidad y pocos confían en él. Sin duda a la oposición le interesa electoralmente que el gobierno se coma el “marrón”, y esperarán atentos el resultado. Los trabajadores no se fían de los políticos y temen que peligren sus puestos de trabajo porque según están las cosas, puede darse el caso que las empresas portuarias opten por sacar provecho de un negocio que puede mover alrededor de 200.000 millones de euros anuales y a ninguno le interesa perder la oportunidad de conseguir mano de obra barata aunque tenga que contratarla en países tercermundistas, sin derechos de ninguna clase y pagando un salario de  miseria. Según comentan los que entienden, a estas poderosas navieras les sería mucho más barato disponer de obreros eventuales contratados por horas de trabajo.
Puede que en el fondo se trate de esto.


Saludos, Miguel.

miércoles, 24 de mayo de 2017

MÁS IMPUESTOS



Creo seriamente que el crítico estado en que se encuentra España no tiene remedio, mejor dicho, tiene mal remedio. Estamos viendo que ni el Psoe ni el Pp. que han gobernado y gobiernan esta sufrida nación, han tenido la más pajolera idea de cómo sacarnos del agujero financiero donde nos metieron sin tener que ir por el “atajo” de siempre, subir los impuestos en vez de eliminar el despilfarro no productivo como por ejemplo, las Autonomías. Como las nulidades políticas, (que son políticos porque no saben hacer otra cosa), influidos por los palmeros que les rodean, no tienen dos dedos de frente, tiran por la calle del medio, y lo más cómodo en estos casos es incrementar los impuestos más sensibles como el de Sociedades que pagarán todos los empresarios, (exceptuando los integrados en el IBEX), y el impuesto de Patrimonio. O sea, que como los que pagan no son suficientes, los pagaremos los de siempre: los funcionaros, los trabajadores con nómina, los autónomos y las Pymes, y con todo, no cuadrarán las cuentas porque la precariedad laboral impide un mayor consumo familiar  que al final repercutirá en la recaudación de las rentas del trabajo.
La disparatada política fiscal elaborada por Montoro y su cuadrilla de ineptos, después de años de gobierno no ha servido para recaudar más, ni para sacar el país de la zona de peligro. Al contrario, exceptuando a los suyos, nos ha metido aún más en la deuda y en la crisis, y no contentos por eso, han conseguido arrastrar a la destrucción a miles de pequeñas empresas, y a millones de trabajadores al desempleo. Aún así no debemos pensar que este país está manejado por tontos, nada de eso. Saben perfectamente lo que están haciendo. En temas puntuales cumplieron con creces sus propósitos. Por ejemplo, uno de los principales objetivos del Gobierno de Rajoy fue reducir los salarios, las coberturas sociales, los derechos fundamentales, ampliar los horarios laborales, aumentar y proteger el fraude; aplicar la Ley Mordaza para evitar interferencias fue un éxito, destruir la Universidad, degradar la Enseñanza Pública y la Sanidad en beneficio de sociedades privadas dirigidas por algún familiar, por amiguetes o por ellos mismos en la sombra. Todo esto amparados por los votos de 7 millones de estómagos agradecidos.
A pesar de la falta de liquidez que tenemos en España debido principalmente a la evasión de capitales, a Montoro no se le ocurre perseguir el fraude porque eso molestaría a su gente, y mucho. Por lo tanto toma el camino más fácil y seguro, subir los impuestos indirectos, el IVA y acosar a las rentas de los trabajadores y autónomos que pagan rigurosamente sus impuestos y son fáciles de controlar.
Sobre el negocio del IVA también hay mucho que decir. Hace tiempo que opino que no se trata de un impuesto sino de un timo, otra injusticia. Le llaman “Impuesto al consumo” por llamarlo de una forma políticamente correcta. Realmente se trata de un impuesto a la supervivencia para que lo pague el consumidor que menos tiene, el que tiene poco y quien tiene lo justo. Quien tiene más no lo paga. El gobierno lo recompensa pudiendo desgravarlo de sus gastos y en su declaración personal.
No quiero acabar mi exposición sin repasar otro de los impuestos indignos. El famoso IBI, que fue aprobado por la mayoría de los partidos para favorecer sus ayuntamientos. Cuando corrigieron la última actualización de este impuesto, en plena crisis, cualquier político en sus cabales y medianamente cualificado, hubiese reducido el valor catastral de las viviendas puesto  que el precio real de las mismas fue depreciado desde que empezó la crisis del ladrillo y el mercado rebajó considerablemente el valor de compra-venta de los mismos. En esta como en muchas otras cuestiones, la calidad moral de nuestros gobernantes deja mucho que desear, ya que en esta ocasión correspondía rebajar este impuesto. Son unos políticos especialmente injustos y verdaderos trileros de feria cuyo objetivo es quedarse con nuestro dinero. Por eso digo que el IBI es otra de sus injusticias, una estafa “legal” más. Esto lo saben bien quienes pueden disfrutar de una segunda vivienda. Reconocen que han sido engañados miserablemente, y los políticos de la oposición también lo saben pero callan. Estos politicastros han considerado la segunda vivienda, (adquirida por regla general con muchos años de sacrificio), como un aumento de renta y en consecuencia sufren la correspondiente y a veces injusta fiscalización, sabiendo como deberían saber que mantener una segunda vivienda supone en la mayoría de los casos, importantes pérdidas de ingresos por el efecto del aumento lógico de unos gastos de mantenimiento que según dicen, de ningún modo pueden ser deducibles.
Así estamos.

Saludos, Miguel.


viernes, 12 de mayo de 2017

ALARMA SOCIAL


Desde que gobierna el señorito Rajoy y su cuadrilla, se ha multiplicado por 100 la alarma social por la corrupción generalizada del Pp. que ha involucrado a instituciones, partidos políticos, grandes empresas, bancos, administraciones públicas, etc. etc. Por lo tanto no es de extrañar que el gobierno que protege la corrupción de este partido sea el ejecutivo peor valorado desde el año 1.996.
Siento asco y repugnancia de la política rastrera que ejerce don Mariano y su clan, que llevan años jugando con fuego y mirando hacia otro lado cuando no sopla el aire a su favor. De seguir en esa línea de saqueo continuado por más tiempo, pudiera ser que los votantes eligiésemos quedarnos con el populismo antes que con los corruptos. Debido al actual estado de apestosa descomposición en el partido popular, no hace mucho que el Congreso Europeo “recomendó” a Rajoy adoptar un código de conducta ética, dirigida principalmente hacia los responsables públicos, diputados, jueces y fiscales, con el fin de recuperar la confianza de los ciudadanos en las instituciones políticas y judiciales. Es por eso que la directora de la agencia Transparency Internacional Europe, haya calificado los resultados de su investigación de la siguiente manera: “España está plagada de una serie casi interminable de escándalos de corrupción…” Sin embargo, ni Rajoy ni su partido parece haberse enterado.
Esta situación está vigente desde que el bipartidismo logró asentar una cultura política para hacer que los ciudadanos pensemos que el país sólo puede ser gobernado por dos únicos partidos políticos. Esta creencia fue la que nos llevó a perder el rumbo, con la democracia secuestrada, el parlamento en su poder y las instituciones investigadas. Los demás grupos políticos, simples títeres a la deriva, parecen haber aceptado como “menos mala”, a una clase política corrupta sin fundamento ético alguno.
La posible “moción de censura” contra el partido más corrupto de la democracia europea, seguramente no tendrá el éxito que muchos españoles deseamos, porque a los partidos de la oposición les debe asustar verse en el dilema de volver a tener nuevas elecciones, con la tribulación que tienen encima. Sin embargo es evidente que el estado de corrupción organizada que limita al actual gobierno lo exige ética y moralmente. No se puede tolerar por más tiempo esta situación, y quienes critiquen la moción de censura contra la corrupción, debe ser porque hace tiempo que también perdieron su propia dignidad. De todas formas creo que según están el asunto nadie ganaría la moción porque los desnaturalizados partidos de la oposición, (léase Psoe y Ciudadanos), no la apoyarán, y para afirmar mi punto de vista se ocupan los medios de “desinformación” al servicio del régimen.
Es una pena que se desperdicie una oportunidad como esta para eliminar del horizonte político un partido degradado, porque de seguir en el poder esta gentuza, nos seguirán robando con impunidad escondiendo el dinero en paraísos fiscales, seguirán violando las instituciones, seguirán recortando derechos y libertades, seguirá habiendo trabajadores sin empleo y sin un lugar digno para vivir, enfermos ampliando largas listas de espera… y ellos seguirán riéndose del pueblo.
Alguien dijo: “Donde existe una necesidad nace un derecho”.
Y en España, tenemos muchas necesidades y muy pocos derechos.


Saludos, Miguel.

viernes, 28 de abril de 2017

POLÍTICOS SIN DIGNIDAD



Desde el momento que un gobierno está infectado de delincuentes, cuando ex- presidentes autonómicos, consejeros, alcaldes, concejales, ex-ministros, ministros, jueces y fiscales, directivos, y altos cargos relacionados claramente con un mismo partido político, están implicados en casos de corrupción, algo urgente había que hacer con el partico en cuestión y con su ejecutiva. Con la alarma social ciudadana afectada por la situación provocada por una supuesta organización criminal, al parecer constituida para incumplir las leyes que ellos mismos crearon, la justicia debería intervenir para limpiar el nombre de su institución, inhabilitar este partido, y poner a su directiva en cuarentena. Al menos España recuperaría parte de su credibilidad y los españoles su vergüenza y la dignidad que les arrebataron. El país no puede seguir soportando de ninguna forma el gobierno de un partido político sin dignidad, que actúa de manera tan patética como indecente.
La corrupción del Pp. debería tomarse como lo que es: una emergencia nacional, porque está en peligro el Estado de Derecho, y la oposición no se atreve a moverse por motivos partidistas. Los españoles les importamos una leche. Ante esta gravísima situación os ciudadanos nos preguntamos, ¿qué es mejor, dejar que esta gentuza siga haciendo de las suyas, o cruzarnos de brazos como hace la oposición? Sea como sea, al menos ya tenemos claro a quién no votaremos en los próximos comicios por muchas promesas que nos hagan: ni a los corruptos ni a quienes los sostienen. Sólo los imbéciles creen las promesas de los políticos.
Es de conciencia que la oposición al completo se uniera para pedir una moción de censura que provoque el cese inmediato del Pp. en todas las instituciones infestadas con su “gestión”. Pero creo que va a ser que no. Tal vez esta sea una misión imposible puesto que de nuevo habría que poner a prueba las tragaderas de Ciudadanos que, según parece, deben ser tan profundas como la de los votantes del Pp. Y no digamos de la cobarde actitud de los “valientes” barones del Psoe. Porque de C’s. podemos esperar cualquier cosa ya que se trata de la filial del Pp., pero el Psoe… más bajo no se puede caer, ya no engaña a nadie. Entre todos han conseguido convertir la política española en una apestosa cloaca.
¿Cuántas pruebas son necesarias para que el pueblo salga a la calle? ¿Cuándo nos daremos cuenta que nos gobierna una organización criminal aparentemente creada para saquear el país?
Señores diputados; dejad de miraros el ombligo. Es tan necesario como urgente crear una gran coalición que quiera defender el estado de derecho de los españoles provocando una moción de censura para desalojar del poder a toda esta caterva de delincuentes y someterlos a juicio. Recuperar el patrimonio público que nos robaron, y que se pudran en la cárcel. Amén.
¿Dónde está la “furia española” que no es capaz de salir en defensa de su país contra la corrupción?
España ya no es la que era. Ni los españoles tampoco.


Saludos, Miguel.

martes, 18 de abril de 2017

LA RIQUEZA DE LAS ELÉCTRICAS



Hemos de reconocer que los asesores genoveses con sus gerifaltes en cabeza, se conocen todas las triquiñuelas legales y las destinan, no en beneficio del pueblo, no. Solo para favorecer a sus íntimos; las compañías eléctricas.
Les cuento: el presidente Rajoy quiere premiar a estas compañías, (malas compañías), a través de una supuesta “disposición adicional” creada a propósito en los Presupuestos Generales para este año, que establece de forma excepcional y según dice, “previa orden del ministerio del ramo”, que expresa lo siguiente: “… que los superávits de ingresos provenientes del sistema eléctrico podrán destinarse al pago de indemnizaciones en ejecución de sentencias derivadas de normativas del sector eléctrico que deban llevarse a cabo, con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, o con cargo al sistema eléctrico”.
Según un servidor entiende, esto quiere decir que el señorito Rajoy utiliza la Ley de Presupuestos para indemnizar a las eléctricas por las sentencias judiciales. O sea, que las multas impuestas por el Tribunal Supremo a las eléctricas por sus desmanes, las pagaremos los ciudadanos con nuestros impuestos por orden  y aprobación de nuestro queridísimo Gobierno, que ahora niega lo evidente. Son como buitres carroñeros. ¡¡Cómo no va a defender a los suyos!! Pretende meter de “tapadillo” mediante otra de sus artimañas más o menos legales, una ayudita para su gente, que nos puede costar a los ciudadanos alrededor de 1.000 millones de euros. Todo por asegurarse en un futuro no muy lejano un lugar privilegiado en cualquier Consejo de Administración.
El asunto de las eléctricas y gobierno están, según mi entender, de la siguiente manera: Primero se enredaron con aquello del “déficit tarifario” para tratar de justificar que bajaban la factura de la luz, aunque pronto se vio que se trataba de otra de sus trampas, porque según he podido saber, realmente tendremos que pagarlo con sus correspondientes intereses en un plazo no muy lejano. No satisfechos con esto, destrozaron el sector eólico y solar, con un incoherente decretazo para aplicar un impuesto al sol con la única finalidad de asegurar las ganancias de sus amigotes. Ahora, de prosperar la anteriormente dicha “disposición adicional”, ésta se revertirá en indemnizaciones para pagar con lo ahorrado en el déficit tarifario, de esta forma seguirán aumentando sus intereses, y las eléctricas continuarán ganando dinero sin invertir ni un céntimo en renovar el precario sistema eléctrico de muchas poblaciones.
Ahora estamos viendo en el “caso Rato” la política de privatización de las empresas públicas que realizaron los políticos de la casta pepera para llenarse los bolsillos, sobre todo con aquellas que son de interés nacional como las eléctricas. Los beneficios que éstas empresas generan deberían invertirse en el país en vez de ir a los bolsillos de unos sinvergüenzas miserables, que además de estafarnos nos hacen pagar los servicios más caros de toda Europa.
Los presupuestos de miseria, exceptuando las desigualdades esperadas, que jocosamente ha presentado el ministro Montoro y que celebran los miembros de su clan, vienen a ser tan confusos como si hubiesen presupuestado 0’60 céntimos para comprar un kilo de patatas a sabiendas que su coste real es de 1’20 euros. Un incomprensible y estudiado despropósito que a mi corto entender, para lo único que servirá  es para aumentar aún más si cabe, la deuda pública. Eso sí, para subir los sueldos de sus señorías, y para el Ejército de la interesada señora “de” Cospedal, sí hay dinero, que para algo lo han reducido de los presupuestos de Educación y Sanidad, por citar algunos.
Bueno, y ahora nos toca hacer la Declaración de la Renta para que no se nos enfade el señorito Montoro y para que toda esta gentuza siga mamando de la escurrida teta del Estado, con la bendición de la Iglesia Católica. ¡¡Manda güevos!!


Saludos, Miguel.

martes, 4 de abril de 2017

HIJOS DE LA CRISIS



Cuando España nadaba en la ficticia abundancia inmobiliaria, muchos jóvenes dejaron sus estudios para subirse al carro de la construcción atraídos por una sustanciosa paga. Cualquier peón sin preparación alguna podía cobrar 1.400 euros, que hoy no cobra ningún oficial cualificado.
Abandonaron los estudios atraídos por una atractiva oferta de trabajo que no exigía más que tener dos manos para colocar ladrillos o echar arena y cemento en una hormigonera. Fueron víctimas del prematuro abandono de los estudios para seguir el “canto de sirena” de un trabajo bien remunerado. La mayoría de estos muchachos ni siquiera tuvieron ocasión de terminar la enseñanza primaria. Otros en cambio, lograron formarse como fontaneros, electricistas o cerrajeros, dedicando parte de su vida al sector de la construcción. Pero cuando explotó la burbuja perdieron sus empleos y se vieron condenados a incrementar la extensa lista de parados para poder acceder a un mercado laboral cada día más exigente.
Son los hijos de la crisis que ahora pagan la factura de una amarga decisión. Esta situación se agrava considerablemente cuando el desempleado tiene entre  los 45 o 50 años, con familiares a su cargo. Esta persona sí que tiene una difícil reconversión, ya que no hace falta tener mucha imaginación cuando paseamos por la calle poniendo atención a lo que sucede a nuestro alrededor, para darnos cuenta si una persona lo está pasando realmente mal. No tenemos que ser adivinos para intuir los silenciosos gritos de auxilio de muchas personas en su lamentable realidad.
Aunque los políticos de turno se esfuercen en hacernos creer lo contrario, creo que tendremos crisis para rato, porque no supieron aprovechar a su debido tiempo la oportunidad para destruir la podredumbre que creó esta situación, y ahora todo el mundo opina que el gobierno actual está desacreditado para realizar una verdadera reforma laboral. Fueron ellos y su camarilla de palmeros agradecidos quienes hace tiempo condenaron a los trabajadores a la pobreza, amparados por las fuerzas económicas que ejercieron su dominio, cuyo resultado llevó al abandono social de la gente trabajadora sin importarles lo más mínimo dejarlos en la miseria.
Sin embargo la crisis no solo afectó al ladrillo. No podemos olvidar la industria auxiliar que está detrás. Todos los edificios tienen baños, sanitarios, cocinas, instalaciones de gas, de electricidad y demás derivados. Muchas de las empresas que ofrecían estos artículos para la construcción, también se vieron obligados a cerrar las puertas y sus trabajadores, como los demás, viven un auténtico drama para poder subsistir. No obstante, el gobierno, que hoy se mantiene gracias a la debilidad de la oposición, se dedica solo a salvaguardar sus intereses y el de los suyos; ayuda a “blanquear” el dinero de las grandes empresas y fortunas, salvan las ruinosas inversiones de los banqueros y de los concesionarios privados que explotan los peajes de las autopistas y privatizan la sanidad en beneficio de sus amiguetes aunque sea con un coste muy superior al real, mientras muchos ciudadanos inocentes se hunden en la miseria. Y todo es debido a que tenemos la desgracia de vivir en el país europeo que presume de tener el nivel de corrupción muy superior a la media, y más pronto que tarde alguien debería poner remedio a esta situación si queremos progresar.
Para terminar una reflexión: ¿De verdad tiene derecho un partido supuestamente corrupto a dar lecciones de moralidad?


Saludos, Miguel.

jueves, 23 de marzo de 2017

CORRUPCIÓN SIN LÍMITES




Lo que ocurre en este santo país llamado España es vergonzoso.
Con tantos casos de corrupción política en los juzgados como días tiene el año; con un gobierno presuntamente instalado en la delincuencia, con políticos y empresarios supuestamente afectados por la epidemia de corrupción por haber utilizado sus cargos para enriquecerse. Con aparentes parásitos de la Casa Real y mezquinos financieros de “postín” que al parecer han evadido enormes fortunas a paraísos fiscales. Con 5 millones de personas sin trabajo y otros 3 millones que malviven en la indigencia. Con poco trabajo, inseguro y mal remunerado, con estudiantes que tienen que abandonar los estudios por falta de recursos, una sanidad con excelentes profesionales que cierra plantas de hospitales por falta de presupuesto, con medios de comunicación y sectores de la justicia que parecen estar al servicio del régimen como en los viejos tiempos…
Con este angustioso panorama a veces hay que hacerse un nudo en el corazón para no gritar, y nadie se revela ante esta situación. Realmente vergonzoso.
La mayoría de esos pseudo-patriotas de “alta cuna y baja cama” que se envuelven en la bandera de todos los españoles para aparentar un patriotismo que no poseen, que dicen ser católicos a pesar de militar en extrañas organizaciones de dudosos fines… al final me malicio que todos esos personajes lo único que parecen ser, zánganos despreciables con más fachada que honestidad, que incluso ignoran el significado de la palabra “patriota”.  Alguien les debería decir que los verdaderos patriotas son aquellos que aman a su pueblo, su cultura y tradiciones, que defienden un modelo de país democrático, imparcial y justo, además de conservar los derechos y libertades del pueblo soberano.
Al parecer la justicia está intentando demostrar que el Pp. se financia irregularmente desde tiempos remotos, y seguirán haciéndolo si nadie se lo impide, porque si después de tantos años no han cambiado, ya es tarde para cambiar. Sin duda cambiarán los métodos y refinarán los elementos para lograr sus fines, pero el guión es el mismo en todas las Comunidades donde gobiernan, y los jueces apenas tienen colaboración de las administraciones, por lo tanto debe ser difícil descifrar la maraña organizativa del negocio especulativo de la caja “B” del partido. Pero a mi entender, esta situación no puede durar mucho tiempo porque país está al borde de estallar de rabia contenida, y cuando esto suceda no debería haber un gobierno dirigido por un partido acusado formalmente de corrupción sistémica y supuestamente envuelto en tramas criminales, aunque algunas de éstas se encuentren en la fase inicial de investigación judicial.
En cualquier país de nuestro entorno y con menos motivos, este partido hace tiempo que estaría ilegalizado.
Y pensar que se mantienen gracias a 7 millones de votantes que piensan más con el bolsillo que con la cabeza…


Saludos, Miguel.

jueves, 9 de marzo de 2017

DETERIORO POLÍTICO



Uno de los problemas que sufre España, se debe al grave desgaste del sistema político causado por una parroquia de electores sin competencia afectiva, con partidos en decadencia y candidatos públicos que se eternizan en los cargos.
Hoy vivimos en una época de transformaciones políticas y sociales importantes y en cambio no existe una discusión coherente ni mediática ni ciudadana, que merezca la pena ser analizada porque entre otras cosas, nos quitaron gran parte de la libertad que habíamos ganado democráticamente y nos han transformado en una sociedad adormecida y borreguil. No obstante las encuestas muestran que los ciudadanos, aunque no estemos de acuerdo con el mundo político, finalmente acabamos regalando nuestro voto a los partidos más corruptos y obstruccionistas del conglomerado político español.
Todos pensamos, aunque nadie se atreva a decirlo públicamente, que la casta política española está agotada y no es precisamente por cansancio. El país necesita con urgencia un recambio digno, con personas que se den cuenta de la realidad del mundo actual y especialmente de nuestro país, donde el capitalismo de la peor especie acampa a sus anchas. Opino que alguien debería analizar porqué estando los clanes políticos entrando y saliendo a diario de los juzgados, cuando España está supuestamente gobernada por personas y partidos corruptos, apenas existan protestas masivas en la calle, exigiendo la calidad de vida que nos arrebataron con sus malas artes. Hasta la conocida frase, “Todos somos iguales ante la Ley…” ha desaparecido del lenguaje oficial. La desigualdad, la educación, la salud y la falta de oportunidades, apenas interesa a los medios de comunicación, (aunque mejor deberíamos llamarles “medios de persuasión”), todo queda erosionado por el deterioro de la convivencia política.
Decía don Benito Pérez Galdós:
“Los partidos que  acuerdan turnarse tranquilamente en el poder, son una manada de hombres que no aspiran más que a pastar del presupuesto.”
Pues eso.

Saludos, Miguel.



jueves, 23 de febrero de 2017

MAFIA INSTITUCIONAL



Tenemos la dicha de vivir en uno de los mejores países de Europa en cuanto a su gente; sencilla y hospitalaria, de carácter irónico, soñador, noble y quijotesco. Por contra, sus ciudadanos soportan un humillante despropósito de corrupción generalizada donde pocos políticos, empresarios o banqueros pasarían una hipotética revisión de decencia, puesto que todo aquel que puede, defrauda. Es como un contagio masivo. Una plaga extendida donde pocos se libran.
El nepotismo en las instituciones públicas es el cáncer que corroe el país y lo mantiene amarrado en un estado de corrupción, donde solo una verdadera justicia sería la única solución para acabar con este azote. La cuestión es que quienes tienen que reformar las leyes para que los delincuentes que ejercen de políticos sean juzgados y vayan a la cárcel, son los mismos, por lo tanto seguiremos soportando este estado de cosas durante bastante tiempo, ya que son ellos quienes controlan el panorama político de nuestro país, y lo que menos les interesa es que gente ajena a su clan intervengan en sus intrigas. El resultado según se puede deducir, es dejar las cosas como están, lo contrario sería matar la gallina de los huevos de oro, y eso es lo último que harían.
Según apuntan los entendidos, la corrupción en España está disparatadamente por detrás de Moldavia y Kosovo, donde está totalmente institucionalizada. Es vergonzoso que el resto del mundo nos vea como una república bananera en vez de una verdadera democracia occidental. Muchas son las causas de esta deplorable situación, entre otras, los más de 7 millones de votantes del partido líder en corrupción, que al fin y al cabo son los responsables de la mala imagen y la poca consideración y respeto que nos tienen en medio mundo. Da la impresión que esa parte de la sociedad que les vota, no solo es permisiva con la corrupción, si no que se beneficia de ella. Creo que es así mal que les pese.
A pesar de todo, me malicio que esto tiene trazas de empeorar, puesto que el gobierno del Pp. está moviendo los sillones de los jueces y fiscales que luchan contra la corrupción y no son afines a sus doctrinas. Miembros de la fiscalía anticorrupción denuncian que son intimidados, acosados, cesados y trasladados al peor estilo mafioso para que no incordien demasiado durante los numerosos casos de corrupción política que hay en los juzgados, y los casos que saldrán próximamente. Los cabecillas desde el gobierno inventarán leyes para librarse de la cárcel, como ha sucedido con los miembros corruptos de la Casa Real y sus compinches, entre otros. 
En España todos conocemos qué partidos políticos son los más corruptos y sin embargo la gente les sigue votando, ¿por qué? Pienso que esto se debe a la parcialidad de sus seguidores, hay muchos millones de barrigas agradecidas repartidas por el país que están mamando de la corrupción en las administraciones, es por eso que tenemos los políticos que merecemos. Ante este triste panorama creo que va siendo hora que los ciudadanos escandalizados por las fechorías de los políticos empecemos seriamente a pedir responsabilidades para que la casta deje de favorecer a sus amiguetes de una vez por todas.
Contra esta lacra intenta surgir un partido esperanzador que por lo menos pone de manifiesto que una parte de la sociedad está dispuesta a plantar cara a esta vergonzosa situación, puesto que estamos viendo un sospechoso incremento mafioso político-judicial. Aquí se imputa mucho y se condena muy poco.

Saludos, Miguel.


jueves, 16 de febrero de 2017

LA EXALTACIÓN DE RAJOY


El pasado fin de semana fue íntegramente consagrado a la exaltación y gloria del presidente y subordinados de uno de los partidos políticos más corruptos de España.
Como no podía ser de otra forma, Rajoy ha presumido ante los asistentes a la reunión de amiguetes PePeros, de “buena gestión y ejemplaridad”. Sin embargo, no hay que esforzarse demasiado para decir sin miedo a equivocarse que esa gente miente incluso ante los suyos porque eso de “buena gestión” es otra de sus calumnias, ya que la deuda pública de la nación se ha duplicado en los años que lleva al frente de la dirección del gobierno. En cuanto hablar de  “ejemplaridad” estando el partido y sus secuaces procesados en decenas de causas judiciales, como la Gürtel, la Púnica, caso Bárcenas, y un larguísimo etc., parece una broma de mal gusto. De todas formas hemos de reconocer que sus seguidores deben disfrutar de un encaje especial, unas tragaderas sin fondo, porque… ¿cómo se puede glorificar una gestión que ha endeudado al país en más de 500.000 millones de euros en solo cinco años, y ha hecho desaparecer el 90% del fondo especial de la hucha de las pensiones?
Durante el encuentro tuvieron el intolerante cinismo de pasar de puntillas por el discurso social para intentar esconder la miseria donde han llevado al país, negando la realidad. Eso sí, dejaron bien claro que seguirían protegiéndose a sí mismos y a los bancos y empresarios de su ámbito que a fin de cuentas son los que pagan. Con sus elogiosos discursos lograron ofender a los pensionistas, a las viudas, dependientes, trabajadores… tan solo les importó puntualizar que seguirían mangoneando en el sistema mientras pudieran.
A pesar de todo, los medios de comunicación presentes en el lugar, fieles a la mano que les da de comer, vendieron al público que el congreso fue algo así como un mar en calma, un paseo hitleriano en loor de multitudes. Todo tranquilo como corresponde a una reunión de personas “refinadas”. Mentira. Otra burda manipulación protagonizada por el servicio de desinformación del régimen porque según dicen algunos de los indignados asistentes, desde el primer día hubo silbidos y abucheos, y posteriormente tras el “pucherazo” que se originó tras el aparente “recuento” de votos a mano alzada, que por lo visto nadie  pudo ver, se volvieron a escuchar gritos y protestas, que además dieron lugar a varias dimisiones. Por lo tanto, de “congreso placentero”, nada de nada. Al final pareció un resultado insípido causado según parece, por el aborregamiento de sus bases y la inestimable colaboración de los medios de comunicación adictos al rancio sistema caciquil. Todo perfectamente organizado y desarrollado según el manual espiritual salido del cubil genovés. Eso sí: en pocos congresos hemos podido ver tanta gente incriminada por casos de corrupción y eso que no pudieron estar todos, porque el “imperativo legal” les obligó a estar retenidos en la cárcel.
Las malas lenguas dicen que más que un congreso político, aquello parecía una convención de representantes de una multinacional. Otros en cambio, opinan que parecía una reunión de “Cosa Nostra”, con su código de honor conocido como la “omertá” o Ley del Silencio incluido.


Saludos, Miguel.

martes, 7 de febrero de 2017

ÓRDAGO DE PUJOL




Hay cuestiones que no pasan desapercibidas para la ciudadanía aunque los medios de comunicación pasen de puntillas sobre ellos, o simplemente no se atreven siquiera exponerlos por coacción gubernativa debido a la Ley Mordaza, o porque están al servicio del régimen. Estos asuntos, digamos… intocables, se podrían dividir esencialmente en tres partes fundamentales que está prohibido censurar, a no ser que el escritor se la coja con papel de fumar o esté correctamente documentado. Estos son: la Casa Real, la Iglesia Católica y el Gobierno.
Esto viene porque hace unas semanas, salieron a la palestra unos artículos que relacionaban los desmanes amorosos del ex rey Juan Carlos con una corista más o menos conocida. Pero que según dicen no fue la única, fueron muchas más las “deseadas” del ex. Algunos discuten que llegaron a la decena y otros que pudo rebasar la veintena. Hasta aquí nada que objetar, como representante del macho ibérico dejaba alto el pabellón español, y eso se valora positivamente en nuestro país. Otra cosa es que sus aventuras amorosas se financiaban a cargo del erario público.
Seguramente muchos de vosotros os habéis dado cuenta que el tema fue rápidamente silenciado y no se ha vuelto a hablar de él. ¿Porqué nadie, ni siquiera algún partido político de los que se autoproclaman republicanos han movido un solo músculo para investigar el motivo de haber pagado el silencio de una de sus queridas, que sepamos, 500 millones de pesetas de las arcas públicas? ¿Sólo pagaron a esta corista o cobraron todas? La cuestión es que nadie ha reclamado ni han negado los hechos. Estamos en España y por mucho que nos pese, aquí no pasa ná.
¿Os habéis preguntado de dónde pudo salir la noticia? Pues bien: comentan quienes dicen estar al tanto y se atreven a publicarlo, que el chivatazo salió nada menos que del entorno del clan catalán de los Pujol. Por lo visto forma parte de una negociación aislada que lleva a cabo el Centro Nacional de Inteligencia con la banda. Algo parecido a un “pacto de Estado”. Como una especie de chantaje “en diferido” para lograr un trato judicial favorable al clan familiar de los Pujol que al parecer están “demasiado agobiados” con tanto entrar y salir de los juzgados. A cambio de este favor, el “honorable” se compromete a no desvelar información “sensible” sobre don Juan Carlos que según dicen, tiene algún tipo de correspondencia con el dinero que éste oculta en una cuenta sueca llamada “Soleado”, relacionada con la trama Gurtel. Esto se sabe porque dicha cuenta es la misma en la que Correa tenia escondidos 18 millones de euros y que al parecer es la misma. Además del ex monarca estarían varias y conocidas personalidades españolas. Recordemos que hace unos meses que el patriarca del clan, lanzó un claro aviso a navegantes cuando comentó la siguiente sentencia: “…si se mueven las ramas de los árboles, se irán cayendo los nidos”. A buen entendedor…
El periódico estadounidense “The New York Times” habla que la supuesta fortuna que don Juan Carlos tendría fuera de España, pasaría de los 2.300 millones de dólares.
Que conste que un servidor solo cuenta lo que lee, y alguna de estas noticias hay que cogerlas con pinzas por la sencilla razón que puede formar parte de cualquier maniobra de distracción. Aquí hay demasiados ingredientes para pensar que algunas de estas noticias pudieron ser realizadas por siniestros miembros de una supuesta “brigada política” a las órdenes de la cúpula de Interior.
En estas informaciones se emplean demasiados métodos fascistas: filtración, control, acoso, presión, ocultación, manipulación y engaño. Si este cóctel se agita debidamente…
 Demasiados elementos para estar tranquilos. ¡¡Qué difícil es para algunos aceptar la democracia!!


Saludos, Miguel.